La Noche de las Buenas Intenciones


La Noche de las Buenas Intenciones nació el año 2011, como iniciativa novedosa para inculcar el valor del ocio saludable y fomentar las redes sociales. La I Edición se celebró en Septiembre, en el Chiringuito Smile, situado en el Paseo Marítimo de Rincón de la Victoria. 

El evento reunió a medio centenar de personas, que plasmaron sus buenas intenciones en tarjetones, que fueron depositando en una gran botella transparente, la cual se lanzó simbólicamente al mar, para posteriormente ser recuperada y guardada hasta el año siguiente con la intención de volver a reunir a las mismas personas y ver si se han cumplido todas esas buenas intenciones.


El evento fue también 2.0, ya que incluso personas que no pudieron acudir físicamente pudieron participar del evento, enviando sus buenas intenciones mediante Twitter con una etiqueta.

Estas intenciones se imprimieron en directo en los tarjetones conforme fueron enviadas.


Ej: “Emilio López (@emilopez ): Mi #buenaintencion es reciclar más este año”.


El evento se celebró en la playa, con antorchas, música y una barra, se regalaron mojitos sin alcohol y se pudo disponer de otras bebidas a buen precio. Se contó también con un presentador que animó a la gente a participar y que transmitió esa “buena energia” que pretende transmitir el evento. Se recomendó a los participantes que acudieran vestidos de blanco.

La II Edición del evento, se celebró en Noviembre, en la Plaza de la Constitución del municipio, de nuevo como invitación para compartir, dialogar y crear una actitud positiva…

¿Cuantos años has dicho que este año ibas a estudiar inglés? ¿Cuantas veces te has apuntado al gimnasio para acabar dándote de baja? Dejar de fumar, Ver más a los tuyos, hacer alguna actividad, estudiar más, beber menos, ayudar en casa… Este año, la Noche de las Buenas Intenciones estuvo acompañada de Stands de artesanía, animaciones música y mucha magia!!!

Los participantes compartieron sus buenas intenciones en los tarjetones, y también online mediante Twitter o Facebook. Entre todas las buenas intenciones se sorteó, al final de la noche, un Ipad Mini.

La velada estuvo amenizada por un animador que fue leyendo alguna de las buenas intenciones, acompañado por malabaristas, zancos, biciclos, etc.

Por supuesto no faltó la música durante esta mágica noche.